• slide1
  • slide2
  • slide3

Dólmenes de los Tomillos

En el término de Alcalá del Valle, los sepulcros megalíticos están muy bien representados: galerías cubiertas (la desaparecida del Castillón), megalitos poligonales (Carnerín o Castillón), cámara circular de mampostería (Castillón) o tumbas mixtas semiexcavadas y con ortostatos (Casería de Tomillo), entre otros.

El megalitismo –las sepulturas dolménicas o dólmenes – conocidos popularmente como “piedras cabelleras” o “sepulturas de gigantes” han sido y continúan siendo uno de los restos prehistóricos más atrayentes, por su monumentalidad, es decir, su visibilidad y su misterio.

Los megalitos son las manifestaciones funerarias colectivas de las primeras comunidades auténticamente campesinas, con economía mixta entre agricultura y ganadería.

En Andalucía el megalitismo está ampliamente difundido en toda su geografía, con menor incidencia conocida al norte del río Guadalquivir, divididos desde antiguo para su estudio entre Andalucía oriental, con el foco ligado a la “Cultura de los Millares”, que se extiende por Murcia, Almería y Granada, o Andalucía occidental, con el foco de Huelva y Sevilla. Andalucía central: Cádiz, Málaga y Córdoba, quedaba como en tierra de nadie, sin apenas datos, a pesar de sepulturas tan espectaculares como las de Antequera (Menga, Romeral y Vieira), más fruto de los intereses de la investigación que de la realidad de la extensión e incidencia del fenómeno megalítico. 

Las características formales de las sepulturas muestran una amplia representación de todo tipo de  tumbas: cistas megalíticas, covachas y cuevas naturales, cuevas artificiales o excavadas en el terreno, galerías cubiertas con un gran túmulo y megalitos de cámara poligonal o circular de corto corredor, realizados por ortostatos (grandes piedras hincadas) o mampostería. El predominio es de las galerías cubiertas sobre los demás tipos de sepulturas, sin que se pueda establecer una secuencia temporal evolutiva entre los distintos tipos.

En el término de Alcalá del Valle, los sepulcros megalíticos están muy bien representados, con una considerable representación de tipos, galerías cubiertas (la desaparecida del Castillón), megalitos poligonales (Carnerín o Castillón), cámara circular de mampostería (Castillón) o tumbas mixtas semiexcavadas y con ortostatos (Casería de Tomillo), entre otros. En ellos se han documentado ajuares con útiles de piedra pulimentada, sílex, concha, hueso, cerámica lisa y decorada, e incluso, útiles y adornos de metal, lo que permite considerar una amplitud temporal que va desde el Neolítico avanzado (IV milenio antes de Cristo) a la Edad del Bronce (II milenio antes de Cristo).

(por Pedro Aguayo, prof. de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Granada. Alcalá Noticias “El Castillón” Año II. Número 20. Verano de 1999)

  • Empresa: Ayuntamiento de Alcalá del Valle
  • Calle: Plaza del Ayuntamiento, s/n
  • CP 11693
  • Teléfono: 607411640

Imprimir Correo electrónico